En el planeta Tierra existen muchas fronteras, algunas con alambradas enormes y otras con muros interminables, pero hay una frontera que nos tiene encajonados en este planeta, el espacio. Sin embargo tras varios intentos, el pasado día 13 de diciembre Virgin Galactic realizó con éxito el primer viaje espacial, acercando de esta forma a la humanidad un poco más a romper esta frontera.

Son muchos los que hemos soñado con este momento: exploradores, aventureros, niños, adultos… pero nunca nadie lo había logrado, y ayer se dio uno de los pasos más grandes de la historia, un paso que será recordado por las generaciones venideras. ¿Alguien se acuerda de los grandes hitos de los siglos pasados como el primer automóvil?, el primer vuelo comercial o el primer ordenador persona. Estos hitos han transformado el mundo de una forma tan intensa que una persona nacida hace 150 años perdería totalmente la percepción de lo que es posible, le parecería todo magia, y eso ha hecho Virgin, MAGIA.

Todo comenzó, como relata Richard Branson en su biografía con una pequeña idea loca y un premio en juego. Fue en un evento de innovación espacial de XPRIZE en el que había un premio en juego de más de 10 millones de euros. Los participantes se contaban en millares, pero Richard Branson y su viejo conocido Will Whitehorn, director de Virgin Atlantic, consiguieron montar un prototipo totalmente innovador para conseguir llevar al espacio por primera vez a un turista. Con este prototipo ganaron el premio y junto a su propia financiación dieron vida a Virgin Galactic y así empezaron este sueño del turismo espacial.

Durante los primeros días de la compañía las cosas fueron muy difíciles ya que hasta que encontraron como solucionar algunos problemas técnicos estuvieron años, pero al final por tras un primer prototipo pusieron el artefacto final en pruebas hasta que una trágica mañana de 31 de octubre, se produjo un error y el artefacto se estrelló llevándose con él la vida del copiloto.

Tras este accidente surgieron muchas dudas sobre la viabilidad de este proyecto e incluso de la compañía, ya que en este momento muchos inversores abandonaran el proyecto. Pero tras mucho trabajo y corrigiendo todos los fallos, el pasado 13 de diciembre consiguieron realizar con éxito el primer viaje espacial privado, un pequeño paso hacia un futuro más y más cercano.

Cada vez parece que el sueño de lograr ser una especie multiplanetaria está más cerca, primero con el lanzamiento hace apenas un año del Falcon 9, un cohete capaz de llevar a una flota de personas a Marte, y el pasado día con el primer viaje espacial, acercando de esta forma este universo completamente desconocido a la gran mayoría de los mortales.

Ayer nos hicieron soñar con un futuro que, aunque mucha gente lo ve negro está lleno de luz por locos como Richard Branson, porque la gente que esta lo suficientemente loca para creer que puede cambiar el mundo es la que lo hace.


Libros relacionados