Una de las ideas que siempre había estado en mi mete era subir a la montaña más alta de España, el pico del Teide. No sé porque, pero era una cosa que siempre había estado en mi bucket list y tenía que tacharla.

Hace apenas un mes tuve la oportunidad junto a unos amigos, de ir a las islas Canarias y más concretamente a Tenerife, por lo que no podía desaprovechar esta visita. Así que lo arreglamos todo para poder subir al techo de España, y en esta publicación os voy a contar que hicimos antes y durante para conseguir hacer cumbre. Y así con un poco de suerte, os contagiaré esta ilusión para que vosotros podáis ver estos paisajes, que parecen sacados de la ciencia ficción.


Reserva Refugio Altavista, Teide

Debido a la alta masificación de la montaña, en las horas centrales del día es prácticamente imposible coger el permiso para hacer cumbre en el Teide, pero si reserváis para dormir en el refugio Altavista (precio de 21€), no necesitaréis pedir ningún permiso para subir a la cumbre, ya que este refugio te da un permiso para que subas a primera hora de la mañana para ver el amanecer en la cima.

Reserva teleférico Teide

Como solo estábamos en la isla cuatro días, queríamos aprovechar el tiempo al máximo por lo que decidimos sacar billetes del teleférico para bajar del Teide, ya que la bajada es la parte más pesada y por lo tanto la queríamos evitar.