Hay un montón de cosas que se nos pasan por la cabeza cuando pensamos en visitar Marruecos, y es que este país lo tiene todo como para dejar a sus visitantes con ganas de conocer más. En este país encontrarás grandes desiertos, hermosas y fértiles cordilleras, llanuras espectaculares, playas interminables, algunos de los más antiguos pueblos de pescadores y una cultura combinada con sus tradiciones milenarias que, sin lugar a duda, merece la pena conocer.

A continuación, podrás ver una extensa lista de lugares que no puedes dejar de visitar a tu paso por esta nación ubicada al norte de África, que ha sido plasmada en tantos libros y películas a lo largo de la historia. ¿Quieres conocer cuáles son?

 

10 lugares que no puedes perderte de Marruecos

Marrakech

Es sin duda una de las ciudades más icónicas de Marruecos. Sus calles laberínticas se han convertido en una de las principales atracciones de Marrakech, al igual que sus jardines, mercados y mezquitas. Es considerada como la antesala para entrar en contacto ente el país y su cultura, ya que con lugares como la Plaza Jamaa el Fna, La Medina y otros lugares de interés, hace que nos ubiquemos en el contexto histórico de este país.
Cabe destacar que Marrakech es una de las ciudades del país con más conexiones vía avión por lo que dependiendo desde donde volemos, podría ser interesante que esta ciudad fuera nuestro punto de partida.

Créditos: Jorge Planelles

 

Chefchaouen el pueblo azul

Conocido como el Pueblo Azul, es uno de los lugares más impresionantes de Marruecos, por lo que de seguro que querrás quedarte un par de días para conocerlo. Puedes explorar la Medina y hacer senderismo en las montañas cercanas, aunque también es posible sentarse en la plaza principal a tomar un rico té y mirar la actividad de sus pobladores.

Créditos: Doran Erickson

Ait Ben Haddou Ouarzazate

Es una de las ciudades con mayor historia y tradición, ya que fue uno de los principales lugares de paso de las caravanas que se trasladaban entre el desierto de Sahara y la población de Marrakech.
Es una mítica ciudad que gracias sus casas de arcilla y adobe parece un oasis que se ha quedado anclado en el tiempo. Seguramente, tu paso por este lugar tan singular te va a sorprender. Justo allí podrás contemplar la hermosura del Ksar, un castillo declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Además, desde Ouarzazate puedes empezar a explorar el desierto, el valle de Draa y la magnífica ciudad de Ait Ben Haddou.

Créditos: Toa Heftiba

 

Cascadas de Ouzoud

Con caída de agua de hasta 100 metros, esta cascada es una de las más impresionantes del norte de África, y además puedes darte un baño de agua fría y disfrutar de su mágica belleza. Su vegetación es completamente diferente a la del país, así que vale la pena hacer la travesía por el lugar.
Además, por toda la zona de las cataratas podrás ver monos salvajes saltando de árbol en árbol.

Créditos: Jorge Planelles

 

Desierto del Sahara

Seguramente, habrás escuchado hablar del Desierto del Sahara. Pues bien, se trata de uno de los lugares que no puedes dejar de visitar a tu paso por Marruecos. Desde la ciudad de Marrakech cruzando la cordillera del Atlas, puedes llegar a dos zonas imponentes como lo son Zagora y Merzouga. Lo mejor del desierto son sus noches estrelladas, así que vale la pena disfrutarlas a plenitud, por lo que te aconsejo que pases una noche al menos en el desierto ya que además de la noche podrás contemplar uno de los atardeceres más bonitos de este planeta.

Créditos: Federico Gutierrez

 

Fez el Balí

Podrías perder la noción del tiempo en sus calles estrechas, donde seguramente verás la aglomeración de personas haciendo vida activa. En líneas generales, esta fascinante ciudad es un completo desorden que tienes que ver. ¿Quieres conocer cómo se produce el cuero en Marruecos? No te pierdas del proceso en las tenerías de Fez.

Créditos: Adam Jang

 

El-Yadida

Se trata de una ciudad localizada en la costa del Mediterráneo, la cual muestra a los turistas la relación de este Marruecos con la cultura portuguesa. Su mayor atractivo es, sin duda, la fortificación portuguesa en la que puedes apreciar sus murallas, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, entre otros. Cabe desacatar que esta ciudad es Patrimonio Mundial por parte de la Unesco.

Créditos: Turismo Marruecos

 

Gargantas de Dadés y Todra

Hablar de hermosos paisajes naturales es hacer referencia a los valles de Dadés y Gargantas de Todra. Sus valles, ríos, vertientes rocosas y oasis de palmeras hacen de este un lugar en verdad maravilloso. Además sus carreteras interminables hacen de este lugar un sitio perfecto para todo amante del automovilismo.

Créditos:  Frida Aguilar Estrada

 

Esauira

Si quieres un hermoso retrato en Marruecos, procura hacerlo en Essaouria,  ya que es uno de los más fantásticos oasis donde puedes descansar de la ruidosa y convulsionada Marrakech. Considerada como la Perla del Atlántico, es el lugar preferido de los turistas para la compra de artesanía y degustar de los más ricos manjares hechos a base de pescado y mariscos.

Gracias una vez más por haber elegido Buscalomasvital, yo ya he visitado Marruecos, y tú… ¿te animas a visitar este hermoso lugar?